CIBERENCICLOPEDIA

Google, acusada de espiar a los estudiantes en EEUU

Google tiene su sede en California, EEUU, pero su negocio se extiende por todo el mundo gracias a internet

La #Electronic Frontier Foundation (EFF) ha presentado a primeros de mes una denuncia ante la #Comisión Federal de Comercio (FTC) de #EEUU en contra de #Google acusándola de realizar acciones de recogida de información y minería de datos de información personal de menores de edad, incluyendo su búsquedas en internet, sin su consentimiento.

Estas prácticas, según la acusación, se descubrieron mientras que la #EFF realizaba su campaña "Espiando a Estudiantes", que trata de concienciar sobre las prácticas de las empresas en la recogida de datos de los estudiantes y lanzar una campaña para educar a los padres y los administradores acerca de estos riesgos para la #privacidad de los alumnos.

La EFF examinó los dispositivos #Chromebook y la suite de #Google Apps de #Google para la Educación, un conjunto de programas educativos de software basados en la nube utilizados en muchas escuelas en todo el mundo, para descubrir que la empresa con sede en California, realiza un seguimiento, almacena en sus servidores, y hace minería de datos con fines no publicitarios,

  • De los registros de todos los sitios de internet de los estudiantes visitan
  • De cada término de búsqueda que utilizan
  • De los resultados en los que hacen clic
  • De los vídeos que buscan y ven en #Youtube
  • De sus contraseñas guardadas

Google no obtiene primero el permiso de los estudiantes o sus padres para estas acciones según la #EFF y dado que algunas escuelas requieren que los estudiantes utilicen #Chromebooks en el aula, muchos padres no pueden evitar esta recolección de datos por parte de #Google.

El elemento más grave de esta información es que las prácticas de #Google van en contra de los compromisos contraídos cuando se firmó el Compromiso de Privacidad del Estudiante, un documento legal mediante el cual las empresas se comprometían a abstenerse de recoger, utilizar o compartir la información personal de los estudiantes, excepto cuando fuera necesario para los propósitos educativos legítimos o si los padres otorgaban su permiso.

Con esta práctica, #Google estaría llevando a cabo acciones de #acceso a contenidos sin consentimiento, por lo que estas prácticas estarían prohibidas y podrían ser perseguidas en los territorios donde se produjeran estos comportamientos (así como en el mundo ciber)

Por el momento Google ha comunicado a la #EFF que pronto desactivará un ajuste en losChromebooks que permite que los datos de Chrome Sync, tales como el historial de navegación, sean compartidos con otros servicios de Google. Sin embargo desde la EFF expresan que eso es insuficiente y requieren medidas más dramáticas y eficaces